Carboxiterapia

Método no quirúrgico.

Inyección de CO2 médico en el tejido subcutáneo gracias a una fina aguja, desempeñando una vasodilatación a nivel microcirculatorio, estimulándose la lipolisis de los tejidos adyacentes. La eliminación de toxinas liberadas por el sistema linfático provoca la mejoría del tono de la piel.

Si desea ponerse en contacto con nosotros pinche aquí